Translate

lunes, 7 de octubre de 2013

¿Para qué se destilan algunas bebidas alcohólicas?














Ciertas bebidas, como los aguardientes, han sido sometidas a un proceso de destilación mediante el cual se eleva el nivel de alcohol que contienen. Así, por ejemplo, el brandy, cuyo porcentaje alcohólico es del 12 por ciento, se elabora a partir del vino, que tiene una cantidad significativamente menor de alcohol. La destilación, además, permite eliminar impurezas de sabor desagradable. Pero, si se sobrepasa el punto adecuado de destilación, desaparecen las sustancias que dan sabor a la bebida y ésta se transforma en alcohol puro. Los primeros en utilizar la destilación fueron los chinos, que antes de la era cristiana ya fabricaban bebidas con este proceso, a partir de arroz fermentado.
¿Cómo se elaboran las bebidas alcohólicas?
El proceso se inicia con las fermentaciones de uvas, o caña de azúcar prensada, aunque para algunas bebidas se utilizan otras frutas o partes de ciertas especies vegetales. También puede maltearse cebada para transformar en azúcar el almidón que contiene. La mezcla resultante, denominada mosto, se coloca dentro de un alambique metálico, donde es calentada hasta convertirse en vapor. El vapor pasa a un tubo llamado serpentín, que está rodeado de una sustancia refrigerante, y se condensa. El líquido así procesado cae dentro de una cuba.
¿Qué es el añejamiento?
La bebida recién destilada tiene un sabor áspero. Pero mejorarlo, se la coloca en cubas de roble durante prolongados periodos de tiempo. En esos toneles se oxida, reacciona con el alcohol remanente y forma ésteres de gusto agradable.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada